viernes, 24 de mayo de 2013

Tarta de oreo

Por el cumpleaños de mi madre, hice una tarta distinta a las que suelo hacer, esta vez se me ocurrió probar a hacer una tarta que llevaba tiempo detrás de hacerla: una tarta OREO.


Siempre me ha llamado la atención este tipo de galleta, y cuando vi una tarta así, se me quedó grabada en la cabeza y tenía que hacerla alguna vez. Y esa vez ha sido para esta ocasión.
La base y la cobertura son principalmente las galletas en sí y el relleno es una "tarta fría de queso modificada".

Ingredientes:
Base y "cubierta"
  • Aproximadamente 32 galletas oreo (o marca blanca) (nos quedamos con la galleta, el relleno lo reservamos)
  • 80 gramos de mantequilla
Relleno
  • 250 gramos de queso de untar
  • 250 ml de nata para montar
  • 50 gramos de azúcar
  • 40 ml de leche
  • El relleno de las galletas que usamos para la base
  • 4 hojas de gelatina neutra
  • 3-5 cucharadas soperas de zumo de limón
  • Aroma y/o extracto de vainilla (para que sepa más a "galleta oreo")

Elaboración:
Base y "cubierta"
Separamos la crema de las galletas y la guardamos a parte para cuando hagamos el relleno.

Las galletas en sí las machacamos bien a mano, con un mortero, con un rodillo o con la trituradora/batidora, según lo finito que se quiera.
Yo las puse en una bolsa de cierre hermético, las rompí un poco a mano y luego con el mortero.

Una vez las tengamos picadas, separamos esa cantidad en dos partes iguales.
A una de las mitades le añadimos 40 gramos de mantequilla derretida. Lo mezclamos bien para que forme una pasta y cubrimos el fondo del molde (recomiendo muy, mucho que se utilice un molde desmontable) apretando y alisando la pasta todo lo que se pueda. Si hiciera falta, porque no se quede "pegada" la pasta entre sí, se le puede añadir un poquitín de leche.


Refrigeramos al menos 30 minutos, si se puede dejar más, mejor.

Cuando esté bien firme, se abre el molde desmontable y se quita la galleta que hemos formado, la guardamos en un lugar en la nevera, pero bien apoyada para que no pierda la forma ni se rompa.

La otra parte de la galleta se hace de la misma forma, pero tras enfriarse, no la quitaremos del molde, sino que esta vez la dejaremos para que nos haga de base de la tarta.


Relleno
Montamos la nata, pero no del todo, es decir, no queremos nata montada, sino más bien con una textura tipo crema/mousse. Y la metemos en el frigorífico hasta que la necesitemos.

Mezclaremos en un bol grande el queso de untar, la leche, el azúcar, el relleno de las galletas y el aroma/extracto de vainilla, se puede batir con una batidora de varillas o con una espátula hasta conseguir una crema homogénea.

Por otro lado, prepararemos la gelatina como indico en la foto-tutorial.
En este caso, en vez de disolverlas solo en agua, pondremos en un recipiente no muy grande, unas 3 o 4 cucharadas soperas de agua y le añadiremos el zumo de limón; meteremos las hojas de gelatina hidratada y lo calentaremos en el microondas entre medio minuto y un minuto, teniendo cuidado de que no llegue a hervir. Tras sacarlo del microondas, se mueve la mezcla con una cuchara o tenedor para que se deshagan del todo las hojas de gelatina.


Añadiremos a la mezcla de queso, la gelatina y moveremos rápidamente para que no haga grumos.
Ahora es el momento de añadir la nata que "medio" montamos al principio.


Montaje
Cuando tengamos todo bien integrado es el momento de sacar de la nevera el molde con la base.
Con cuidado de no dejar caer muy fuerte la mezcla, iremos rellenando el molde con la crema de relleno.


Dejaremos enfriar en la nevera entre 3-5 horas para que la gelatina cuaje y no se desmonte nuestra tarta.
La cubriremos entonces con la primera galleta que hicimos y ya se podría consumir, pero yo recomiendo dejarla al menos de un día para otro, y así los sabores se asentarán mejor.

Si hemos usado un molde de metal, para desmoldar la tarta, se puede dejar un poco fuera de la nevera y, con un trapo caliente "calentar" el molde para que se despegue de las paredes.


TRUCO: Para darle un toque más "oreo" se le pueden añadir trocitos de galleta oreo en el interior del relleno cuando se está echando. No quedarán crujientes, pues se calaran con la crema, pero dan un toque de sabor.


6 comentarios:

  1. Me encanta esta tarta,yo la hacia poniendole chocolate blanco y sale muy rica,voy a probar así también
    Un beso u buen finde

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta estupenda! Besos
    http://lacocinavioletadecarol.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡Tarta de oreo!!! Ufff que rico.

    http://recetasdeazucaryoregano.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Acabo de conocer tu blog y me ha encantado, me quedo por aquí y de paso te invito a visitar el mío cuando quieras!! Besos!!
    http://lasrecetasdenessa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Hola,
    Me gustaría saber si la cantidad de ingredientes que nos has dicho es la que usaste tu al hacer la tarta de la foto. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sip, las recetas que uso (cantidades y demás) son las que dan lugar al postre terminado.
      También he de clarar que la galletita oreo de delante del corte, es una oreo mini.

      Eliminar

**********************************************
Muchas gracias por comentar.
Aunque no responda todas las veces,
siempre leo todos los comentarios y
me hacen muchísima ilusión.
**********************************************